• Ani

Ánclate a tus sueños para mantenerte firme

Actualizado: 30 de oct de 2020

Sé que te sientes enojada, frustrada y decepcionada de ti misma, tal vez no entiendes porqué continúas a dar vueltas en círculos con el mismo tema. Quizá hayas perdido la esperanza o estés empezando a creer que estas condenada a vivir dentro de tu cárcel mental o que pasaras toda tu vida a golpearte con los muros que sostienen tus límites.

Sé también que le tienes miedo a lo desconocido y a perder el control; la sensación de incerteza te bloquea o te hace dar siempre pasos en falso. Puede ser que incluso prefieras quedarte donde estas porque no sabes cómo se va a sentir si rompes tus hábitos tan sólo un poco, y prefieres quedarte en aquella tristeza, en aquel vacío y en ese cansancio extremo que tanto conoces.

Sin embargo, estoy segura de que, si estas leyendo este post es porque todo tu ser quiere sentirse diferente, hay algo en ti que reclama libertad y poder, un impulso débil o fuerte hace que tu corazón tenga esperanza. La esperanza de poderte sentir diferente, la esperanza de que existe una posibilidad.

Hermosa, hoy quiero que lees muy bien lo siguiente: tú no sólo tienes una POSIBILIDAD, TIENES MILES… y las puedes usar cuantas veces quieras y sea necesario. El miedo, la debilidad y el cansancio que sientes en estos momentos son sólo señales de que estas lista para cambiar y transformar tu vida. No significan nada más que eso. No hay nada mal contigo, no estas condenada a nada, no estas pérdida. Estas en el momento y en el lugar correcto para iniciar a disfrutar tu vida.

Ahora, es normal que no confíes en ti y que pienses que no lograras nada, lo he sentido también yo y créeme cuando te digo que la confianza en ti misma llegará antes de lo que te imaginas, sólo tienes que darte la posibilidad de iniciar a luchar por ti, porque por más dura que sea esta verdad hay que admitirla: si tú no lo haces, si tú no luchas por ti, nadie más lo hará.

¿Cómo me abro a mi posibilidad? ¿Cómo puedo iniciar la salida a este mal viaje?

Sueña. Hermosa ánclate a lo que tu corazón anhela.

En los anteriores posts del blog te expliqué que el primer paso para sanar es reconocer tus patrones tóxicos con tu cuerpo y los alimentos, después te invité a darte lo que necesitas con el poder de la autocompasión; hoy te invito a soñar para que sientas esperanza y la fortalezcas durante todo tu viaje, pues si tienes una visión clara de lo que deseas lograr vas a poder sostenerte durante todo tu proceso y te vas a levantar cuantas veces te caigas.

Si completaste tu lista de patrones tóxicos que le quitan paz y tiempo a tu vida, seguramente ya sabes lo que ¡NO QUIERES! Lo que te molesta, te limita y lo que deseas eliminar por completo de tu vida. Aquello que te aterra dejar porque no sabes cómo es la vida sin ese comportamiento o, incluso, si no sabes quien serías tú si no te comportaras de esa manera.

Tranquila… respira… Sé que es muy abrumador. Pero es nuestra realidad y nosotras podemos ser mujeres responsables. Esto es contigo misma, nadie lo sabe, no es necesario que te juzgues, no ganas nada con eso. Y en Sanar para Sanarme estamos para ganar siempre.

¿Cuáles son tus sueños? Aquellos que crees absurdos, inalcanzables, grandes, pequeños…. ¿Qué deseas lograr en tu vida? Metas ambiciosas, planes, viajes, retos, tener un cuerpo hermoso, sentirte hermosa, llena de energía … casarte, tener hijos ¿Qué desea tu corazón? Amor, dinero, paz, plenitud, libertad, poder, autocontrol….

¿Qué quieres? ¿Por qué estas aquí? ¿Por qué quieres sanarte?

Ánclate hermosa a todo aquello que te hace vibrar…. No sé cuales son los deseos de tu corazón, pero de lo que estoy segura es que si Dios, el universo o la energía divina los puso ahí es porque son tu misión en esta vida. Tú mereces ser feliz y vivir una vida en abundancia.

Tú estas llamada a abrir los ojos cada día para acercarte un poco más a tu meta. Y, en el momento en el que te abras a tu posibilidad de sanar e inicies a CREER que tú sí PUEDES SALIR DE TU MAL VIAJE e incluso aprender de él: todo lo que suceda a tú alrededor (lo que leas, con quien hables, quien se te cruce en el camino, lo que escuches, lo que vivas, etc.) te estará guiando a tu meta.

Hoy quiero invitarte a soñar sin juicios, no te avergüences de tus sueños porque lo admitas o no, son aquellos los que te tienen con vida y con una esperanza hoy. (Estos sueños sólo los sabes tu y si te atreves compártelos en el grupo de Facebook de Sanar para Sanarme con el #mivisión)

Escríbelos aquí y divídelos por áreas: salud, familia y amigos, profesión y espiritualidad. Deseo que sueñes en grande, lo que te haga vibrar, aunque hoy te parezca inalcanzable. Escribe todo aquello que harías si estuvieras Sana o qué es eso que tanto te motiva para sostenerte en tu camino de sanación.


PDF_Mis_sueños
.pdf
PDF • 154KB

Antes que nada quiero que tengas en cuenta que este no es el momento de poner pequeñas metas como ir al gimnasio 5 veces a la semana o dejar de tener atracones o perder el miedo a los alimentos y volver a alimentarme en paz… eso lo veremos más adelante. El ejercicio de hoy es que ubiques tu visión mayor.

¿Si ya no tuvieras atracones, contaras calorías, te depuraras, hicieras ejercicio en exceso qué harías? ¿Cuáles son tus sueños más grandes?

¿Alcanzar un cuerpo tónico y definido, bajar x número de tallas, comprarte un carro, una casa, graduarte de la universidad, montar un negocio propio, casarte y tener tres hijos, viajar por el mundo?

Visualízate, imagínate lográndolo, siente la esperanza que esto provoca en ti. Y regresa a esa imagen mental cada vez que te sientas un caso perdido.

Ánclate y mantente alerta a todas las herramientas que trae para ti Sanar para Sanarme.







Entradas Recientes

Ver todo