• Ani

Comportamientos tóxicos con tu cuerpo y comida

Actualizado: 30 de oct de 2020

Hola hermosa, este es el primer post de este blog y parte de este gran gran inicio de SanarparaSanarme, una comunidad que combate los comportamientos tóxicos con nuestro cuerpo y los alimentos. Este es un espacio seguro en donde puedes reconocerte, identificarte y compartir tus experiencias sin ser juzgada. Pues entiendo que ya te basta con tu crítico interno que te dice que estas haciendo todo mal y que probablemente ya eres un caso perdido...

Sin embargo, gracias a que he vivido en mi propia piel la salida a ese mal viaje y trasformado mis miedos a mi favor, hoy puedo decirte que sí existe una solución y que no es necesario pagar tratamientos costosos, porque tú puedes ser tu propia sanadora. Nadie más sabe lo que sientes …. En SanarparaSanarme te ayudaré a pasar de ser tu peor enemiga a tu mejor coach.

Para empezar entonces con el contenido de esta comunidad, es fundamental definir qué son los trastornos de la conducta alimentaria o los tan famosos TCA y, sobre todo, pasar las definiciones académicas que doctores y estudiosos utilizan a experiencias realmente puntuales que tú puedes identificar en tu día a día.

La Organización mundial de la Salud (OMS) define los TCA como trastornos psicológicos que se reflejan en una alteración de la forma de alimentarnos. Pueden llegar a ser tan graves que pueden provocar otros trastornos como ansiedad, depresión, desnutrición, obesidad, daños en el sistema digestivo, aislamiento, complejo de inferioridad y, en algunos casos, hasta la muerte. Sus causas son en su mayoría sociales y episodios que marcan la vida de las personas.

Ahora, como ex víctima de este trastorno te compartiré mi propia definición de un TCA. Estos son comportamientos que nosotras mismas desarrollamos para defendernos de un trauma del pasado, emociones fuertes o situaciones incómodas que nos provocan o provocaron vergüenza, tristeza, ansiedad ¡Estrés! Son también instrumentos que usamos para responder a nuestra propia inseguridad y al miedo de no poder ser, vernos y sentirnos como creemos deberíamos. Estos comportamientos, se pueden presentar en cualquier etapa de nuestras vidas y quedarse en ella por años destruyéndonos poco a poco. Entonces, lo que nuestra mente vio en un principio como una vía para sobrevivir, adaptarse y encajar… con el tiempo ¡Se convierte en nuestra propia fuente de dolor!

La verdad es que estos comportamientos son más comunes de lo crees, cuando te digo que no estas sola es porque sé que es una enfermedad silenciosa que sufren personas de cualquier genero, edad y talla, además para algunos es fácil de ocultar; pues es una enfermedad que te puede llevar a verte como quieres… pero realmente el precio que se paga es demasiado caro…. (hablaremos de esto en otro post).

¿Cuáles son los TCA reconocidos? Me imagino que ya los debes de saber o vivir en tu propia piel. Quiero que sepas que estos no son los únicos, sin embargo son reconocidos porque encierran muchas de las conductas que veremos más abajo:

  • Anorexia: yo la defino como gordofobia, es decir el miedo a subir de peso, la obsesión por vernos siempre más delgadas cueste lo que cueste, aún sacrificando salud, energía, fertilidad, etc.

  • Bulimia: Tener episodios de atracones de comida seguidos de una purga o un detox inmediato. En pocas palabras, nos atrancamos y vomitamos, tomamos, laxantes o hacemos ejercicios en exceso.

  • Trastorno por atracón: Es una bulimia sin detox. Te atrancas… caes en el patrón ¡Ya qué! Y llenas tu cuerpo inconscientemente de todo aquello que te apetezca, ignorando las señales de hambre.

La personas que sufrimos de un TCA, normalmente vivimos todas tres en un círculo vicioso: de restricción/ayuno – atracón – detox o depuración – culpa, autocastigo y depresión… Salir de este círculo nos causa tanto miedo que, una parte de nosotras, inicia a pensar que si de verdad queremos vernos como deseamos, estamos condenadas a vivir en este sufrimiento. Hasta el punto en que se convierte en nuestra forma de vida.

¿Cómo terminamos en este ciclo tóxico? Probablemente en nuestra infancia vimos, oímos y creímos que para ser validadas, respetadas y amadas debemos vernos y comportarnos perfectamente.

¿Qué significa esto? Tener un cuerpo delgado, estar siempre bien presentadas y tener buenos modales, sacar las mejores calificaciones, brillar entre el montón, dar y ser más que los demás, tener dinero, un novio y esposo guapo y abundante, ser la más top, resaltar….

¿Porqué con la comida y nuestro cuerpo? Porque en el momento en que oímos, vemos y creemos que debemos ser y vernos como la mujer perfecta, lo único que esta al alcance de nuestras manos para controlar y asegurarnos ese resultado es: controlar nuestro cuerpo y nuestros comportamientos con los alimentos, comiendo y no comiendo. Ahogando nuestra emoción de inseguridad e inferioridad con la comida… pues mientras crecemos nos damos cuenta de que la perfección es tan mierdosamente inalcanzable que nos acomplejamos y entonces: ayunamos para bajar de peso y anestesiamos con comida las emociones de vergüenza por no ser perfectas. Es decir, comemos para no sentir y luego nos sentimos terriblemente culpables por no haber hecho lo que debíamos hacer para sentirnos validadas, amadas y respetadas.

Todas estas preguntas las resolveremos una a una más adelante y de una forma más profunda, pero sentía que era importante resumirte el cuadro de la situación.

Entonces, para empezar este camino a recuperar tu poder, es necesario que rompas el silencio…. Pero no te asustes, no tienes que decirle a alguien…no hay que salir del closeth e ir a contar nuestras penas a quien no entenderá… Te invito a que rompas el silencio contigo misma. Atrévete a decirte las verdades…. Sé que tienes un crítico interno muy severo… pero de todas formas te criticará, así que pienso que no te cuesta nada empezar a ser sincera contigo.

Antes que nada, quiero que sepas que para sentirte incomoda en tu propia piel no necesariamente debes tener anorexia, bulimia o atracones… Hay patrones tóxicos con tu cuerpo y los alimentos que haces a diario en automático y que le quitan a tu vida. Hoy te digo ¡Deja ya de limitarte y autocastigarte! libérate de aquello que haces que al final no te lleva a ninguna parte.

Te enumero alguno de los comportamientos tóxicos más comunes que las mujeres hacemos a diario:


  • Catalogar alimentos como prohibidos.

  • Contar calorías.

  • Seguir una dieta restrictiva y no un plan de alimentación basado en objetivos.

  • Llevamos un diario de comidas como si fuera un recibo de pago con un Budget limitado. Es decir, en el día puedes comer sólo estos alimentos y si agregas uno a la lista ¡Pánico!

  • Medir milimétricamente los alimentos y entrar en crisis cuando no podemos hacerlo.

  • Evitar salidas a comer o eventos sociales que impliquen comida. Y si decimos salir ¡Terminar atracandonos con el buffet o cuando regresamos a casa!

  • Tomar laxantes, vomitar, hacer ejercicios en exceso para compensar.

  • Caer en el patrón todo o nada, sucumbir al efecto Ya qué…. “Ya me comí la pizza ahora me como tres, 2 postres y... bueno hoy es mi día libre y entonces voy con toda… porque pues ya qué”.

  • Comer en exceso en breves periodos de tiempo.

  • Pensar siempre en comida.

  • Comer a escondidas.

  • Robar comida.

  • Comer pensando en lo que vas a comer después.

  • Pasar de lo muy dulce a lo muy salado, una y otra vez.

  • Esconder, tirar la comida. Y decir que ya comimos.

  • Pesarnos y medirnos constantemente.

  • Usar prendas de vestir una talla más grande de aquella que es la adecuada para nosotras.

  • Mirarnos con lupa en el espejo, controlarnos cada mínimo detalle.

  • Medirnos la cintura, los brazos, las piernas, etc.

  • Ducharnos sin mirarnos o hacerlo con la luz apagada.

  • Tomar diuréticos y buscar siempre pastillas o integradores para adelgazar.

  • Hablarnos feo, criticarnos, juzgarnos.

  • Sentirnos vacías, aunque estemos muy muy llenas.

Y podría seguir con la lista… Pero creo que ya puedes darte una idea de lo que te quiero decir.

Son estos los comportamientos tóxicos que moldean tu vida y tu toma de decisiones, por eso te invito a que reconozcas aquellos con los cuales te identificas y los escribas, si tienes otros que no leíste aquí arriba, adelante apúntalos. También te pido que identifiques en qué momento se presentan, por ejemplo, un momento del día determinado o una situación específica como discutir con tus padres o novio, salir con amigos o tener una cita que te pone nerviosa, periodo de exámenes y proyectos, situaciones que te dan miedo o estrés. Aburrimiento, entre otros.

Te comparto un ejemplo de mi vida: yo solía atrancarme cuando iba a visitar a los padres de mi novio. Me sentía inadecuada y nerviosa y entonces en horas de la noche robaba la nutella de la alacena y me la comía toda a escondidas… era terrible, me sentía estúpida y sabía que todo ese azúcar me hacía daño, pero no podía parar. O en vacaciones, dónde por los viajes y salidas era difícil comer ensalada y comida sencilla y sana, además me sentía muy incómoda en vestido de baño… sucedía que comía algo que estaba fuera de mi dieta y entonces se activaba el ¡Ya qué! Y pasaba los próximos días de infierno comiendo hasta quedar incómodamente llena de helados, pizzas, chocolates… todo aquello que me prohibía. Al final, regresaba a mi normalidad con un plan detox severo, que me hacía perder peso, pero que al final, ni me había hecho disfrutar de las vacaciones y me tenía siempre esclavizada.

Para hacerte este ejercicio sencillo y mucho más fácil he preparado para ti este documento, que puedes imprimir y llenarlo identificando: el comportamiento, la situación y el momento del día y anotar cosas extra como personas, emociones o cosas específicas que te detonan.

Este es el primer paso para sincerarte contigo, organizar tus ideas y el enredo de tu mente, y poner en papel aquello que quisieras dejar de hacer.

Antes que lo hagas, debo decirte que es un ejercicio que parece sencillo pero que implicará mucha valentía de tu parte, porque te mueve a reconocer aquello que tanto odias. Sin embargo, hazlo no pierdes nada. En el momento en que yo lo hice me dije a mi misma: “Total no puedo estar sólo que peor haciendo lo mismo…"

PDF_lista_de_patrones_tóxicos
.pdf
Download PDF • 156KB

Y para terminar:


Si aún no lo haz hecho te invito a que te unas a esta comunidad y a que compartas tus opiniones, dudas, estaré feliz de responderte.


Síguenos en todas nuestras redes sociales y escúchame en el podcast SanoDetox, es un privilegio para mí acompañarte a todos lados.

Estoy a tu servicio y mi misión es acompañarte en la salida a tu mal viaje.


Con Amor,


Ani









Entradas Recientes

Ver todo

©2020 di Sanar para Sanarme.